Carlo

Carlo Annoni en Corso Buenos Aires, Milán, interpreta Merlín.

Carlo Annoni, actor, director y experto en teatro, enfermero, terapeuta reflexólogo, pintor, creativo, nacido en Carate Brianza el 16 de julio de 1955. Desde el 11 de abril del 2017 se transfirió a la quinta dimensión en la que actúa sin pelos en la lengua, como era su costumbre, los textos que mereces escuchar.

Amaba el mundo, el teatro, la gente, los amigos y también me quería a mí (Corrado Radovan Spanger) con todo su ser.
Para que este amor no se disipara pensé en organizar un Premio dedicado a él y a todos los que como él son capaces de expresar amor.
El teatro era una de sus formas expresivas favoritas y por eso elegí de organizar un premio para textos teatrales inéditos.
Estábamos unimos civilmente: la primera vez en Londres (18 de septiembre de 2010), luego nos volvimos a casar en Londres (5 de junio de 2015) y por último en Italia (8 de noviembre de 2016).
Este Premio Carlo Annoni para textos teatrales inéditos con temática homosexual es simplemente un acto de amor y, como tal, hará vivir para siempre las palabras de los autores que participarán.

Presentación del premio en el Teatro Strehler de Milán.

 

Un amigo… diferente (de Patrizia)

Por cierto no soy una niña y he conocido bastantes estaciones de la vida. Quien, como yo, vivió suficientes años, sabe que: cuanto más se avanza en la vida, más disminuyen las certezas (opuestamente a lo que sería lógico pensar) y más aumentan las dudas.
¡¡¡Pero sin embargo!!!! Aún recuerdo que mi maestra nos explicaba que NUNCA  hay que iniciar una frase con un “Pero sin embargo”, y he aquí que cae una certeza, porque en esta ocasión no sólo es necesario poner un Pero, sino también un Sin embargo.
Pero sin embargo, bueno, algunas certezas están ahí y tienen que estar porque se han convertido en los pilares fortificados de nuestra existencia.
Siempre he considerado la amistad como una de esas certezas: un sentimiento que, si es verdadero y desinteresado, puede ser tan poderoso como el amor mismo, tener su misma carga emocional pero que se apoya y se alimenta día tras día a través de intercambios mutuos . Se puede amar alguien que no te ama pero no se puede ser amigo de quien no te devuelve este sentimiento. Es por eso que siempre he pensado que se encuentra un amigo aquí en la tierra, que con un amigo se crece, se puede compartir, se puede abrazar o uno se puede apoyar en él por un breve o un largo camino de nuestra vida.
En vez para mi Carlo Annoni es un amigo muy diferente a todos los otros como también querido. Sí, porque yo a Carlo no lo he conocido nunca, lo conocí sólo después de su muerte. Lo encontré gracias al amor por Corrado. Es más, yo creo que fue él quien me buscó y eligió para que ayude Corrado. Luego poco a poco nuestra amistad creció y se desarrolló.
Me surgió la curiosidad de conocerlo más, lo busqué en sus páginas de Facebook y en la de sus amigos, lo busqué hurgando en los recuerdos de Corrado, miré los videos en los que actúa, he visto las fotos de los eventos más significativos de su vida: el matrimonio, las noches bailando, y sus “niños que se giran”.
Me ha impresionado su habilidad profesional de girar los niños para que pudieran iniciar su vida por el lado justo: un significado profundo ya sea simbólico que práctico.
Luego al final nos encontramos, una tarde, una caricia delicada, sus manos sobre mis hombros, como para verme mejor o mostrarse a mí, un beso en la frente o casi… una brisa y mi certeza que fuese él.
Un amigo muy diferente y especial que vive sólo en mi corazón. ¡Gracias Corrado que nos has presentado!